Loading...

Isla de Cortegada. Bosque de laureles y flora

Isla de Cortegada. Bosque de laureles y flora

Relevancia: Internacional

Isla de Cortegada. Bosque de laureles y flora

Clasificación: Natural


Descripción

Descripción General

Frente al Puerto de Carril, emerge un islote bien llamado por los romanos “Corticata”, que conocemos a día de hoy como Cortegada. Perteneciente a un archipiélago integrado como el menor de los cuatro que conforman el Parque Nacional Illas Atlánticas, es el único que se encuentra en un mar interior, el de la Ría de Arousa.

Identificativo por su tupida foresta, que ocupa 2,5 de las 43,8 hectáreas de tierra que emergen de la ría, su flora data de hace unos 65 millones de años, la Era Terciaria o Cenozoico, donde en la Galicia litoral abundaban los laureles. Su flora, que se da más frecuentemente en regiones meridionales de clima templado, húmedo y cálido, es un tipo de bosque nuboso subtropical o selva alta, con grandes árboles, bejucos y lianas cuyas hojas se parecen a las del laurel, de lo cual toma el nombre de “laurisilva”. Es aquí, en Cortegada, donde encontramos el mayor ejemplo de bosque de lauráceas de toda Europa.

Los mayores ejemplares sobrepasan los diez metros de altura. Sus ramajes se entrelazan hasta crear una especie de cúpula vegetal atravesada por la luz de forma tamizada y espectacular. Esta cobertura protege un rico sotobosque en el que abundan la hiedra y hasta 800 especies de hongos, algunas de ellas únicas en Galicia. Es un hábitat perfecto para el mayor reptil europeo, el lagarto arnal, aves como la garza real, el búho y la lechuza, o los pequeños mamíferos. Los laureles crecen también entre los restos de la vieja aldea. Porque este es el verdadero fósil de Cortegada, un espacio humanizado en el que el tiempo se detuvo 102 años atrás
Para que emergiese este bosque, fueron necesarios muchos años de abandono, casi un siglo. El valor natural no fue el predominante en la historia de Cortegada, por lo que cabe señalar también su importante valor cultural e histórico, a veces desatendido. Cuando en 1910 forzaron la donación de la isla a la Casa Real y desalojaron a las dieciséis familias, ya libre de la presión humana, la vegetación propia de las huertas hasta entonces trabajadas fue adueñándose de Cortegada junto a las escasas masas arbóreas que salpicaban su entorno. Fue así como, a lo largo de la última centuria, ganó Cortegada su magnífica laurisilva. Porque el laurel era uno de aquellos cultivos que facilitaban la vida a quienes durante siglos encontraron en ella su hogar.

Descripción Especializada

Cortegada forma parte del archipiélago más pequeño del Parque Nacional das Illas Atlánticas. Bañada por el estuario del Río Ulla, es la única isla interior, de las que componen el Parque Nacional gallego. Muy próxima a Carril, destaca por una frondosa masa forestal húmeda, alimentada por un clima templado, más propio de las regiones meridionales que del Atlántico. Para que este bosque emergiese fueron necesarios muchos años de abandono, casi un siglo; al que se suma la herencia genética de una flora que surge miles de años atrás: la Era Terciaria o Cenozoico.

Debido a su ubicación cerca de la desembocadura del río Ulla, está protegida del viento dentro del estuario de la Ría de Arousa. Esta ubicación y su topografía brindan condiciones ambientales más favorables que las de las otras islas que forman parte del Parque Nacional das Illas Atlánticas, para el desarrollo de los bosques hidrófilos. La isla está conectada al continente por una lengua de arena de 189 metros de ancho, cubierta durante la marea alta y expuesta en la bajamar. Sobre el banco de arena se construyó un camino “Camino del carro”, desarrollándose el ambiente ideal para la cría a nivel comercial de las famosas almejas de Carril. Las mareas cambian rápidamente en la zona por lo que puede ser peligroso para los peatones circular por la calzada.

Cortegada cuenta con un clima oceánico, con veranos cálidos e inviernos templados, más propios de una zona meridional. Las masas de aire cálidas y húmedas que soplan desde el océano son forzados hacia arriba por el terreno, lo que enfría la masa de aire a la del punto de rocío, haciendo que la humedad en el aire se condense en forma de lluvia o niebla, creando un hábitat caracterizado por condiciones frías y húmedas en el aire y el suelo.

Cuenta con dos principales fuentes de agua fresca: una laguna estacional y agua dulce subterránea. Esta última fuente de agua es muy peculiar ya que la isla está rodeada por agua salada. La isla es casi plana; su elevación más alta es de unos 6 metros. Tiene una superficie de 54 hectáreas de terreno de forma rectangular, con una gran cantidad de agua en todo el terreno que, se aprecia fluyendo en pequeños arroyuelos o en estanques y charcos. Las gotas de agua, tapan y cubren plantas, rocas, suelo, troncos, musgo y senderos, haciendo a la isla intransitable durante las lluvias fuertes. Sin embargo, la belleza del conjunto convierte a Cortegada en una atracción turística casi mágica.

En definitiva, ha sido la propia madre naturaleza la que se ha adueñado de ese insólito territorio. Los laureles plantados por los aldeanos crecieron de forma inusitada llegando a superar los 20 metros de altura y los 2 metros de perímetro, convirtiendo la isla en uno de los bosques de laurisilva más grandes de Europa. Por no hablar del viejo sauce o del roble “comepiedras” que, plantado junto a un muro, integró una de sus rocas en su tronco. El contorno de la isla guarda más de 800 especies diferentes de hongos en su sotobosque. Algunos de ellos autóctonos y otros en peligro de extinción, convirtiendo el terreno en un auténtico paraíso para la micología.

Descripción Educativa

La Illa de Cortegada cuenta con un gran bosque de laurel, que supone ser el de mayor extensión de toda la Península Ibérica. También existen plantaciones de pino y de roble, así como de hiedras.

El laurel, en la antigua Grecia, era una planta consagrada a Apolo. Más adelante, el mismo Apolo declaró esta planta sagrada y le dio un significado: paciencia, gloria y triunfo. Por ello, en época romana, se colocaba una corona de laurel a los ganadores, por ejemplo, de los juegos olímpicos.

La Illa de Cortegada es una pequeña isla gallega situada en la provincia de Pontevedra. El archipiélago Cor-tegada está formado por esta isla y por otros grupos de islas, las Islas Malveiras y las Islas Briñas. Cortega-da, es la más grande de ellas. En su bosque destaca el laurel y el marisco. De hecho, los mariscadores de la Ría de Arousa, aprovechan su localización para recoger estos productos.

Galería


Datos Generales

Eco-Destino

ES_ Ría de Arousa

Puerto / Fondeo / Playa

sin datos del puerto

Localización

Vilagarcía de Arousa  (Pontevedra)
España

Coordenadas GPS

  • Latitud: 42.61796700
  • Longitud: -8.78527100
  • Servicios y Entorno

    Entorno

    Natural

    Servicios

    Datos de la Visita

    Visitable

    En barco privado:
    Puede visitarse todo el año pero es preciso tener el permiso de navegación y el permiso de fondeo expedido por el Parque.
    Accesos a pie: Sí

    Interpretable

    sin información

    Horarios

    sin información

    Financiado por

    Este sitio utiliza Cookies para mejorar la experiencia del usuario, debe aceptar los Términos y Condiciones del Servicio para continuar
    ACEPTAR EL USO DE COOKIES